Artículos

Apnea obstructiva del sueño y ronquido

Patrones, causas y opciones de tratamiento.

¿RONCA USTED FRECUENTEMENTE?

¿ES USTED EL BLANCO DE BROMAS PESADAS O RECIBE CODAZOS A LA MITAD DE LA NOCHE?, si esto le suena familiar usted puede saber que el ronquido no es materia de risa.

El ronquido intenso puede ser un signo de que algo está seriamente mal con su respiración durante el sueño. El ronquido indica que las vías de la respiración en su garganta no están por completo abiertas, y el ruido distintivo del ronquido viene de tratar de forzar el aire a través de esta área estrecha.

Se estima que del 10% al 30% de los adultos roncan, en la mayoría, el ronquido no tiene consecuencias médicas serias. Sin embargo, en el 5% de las personas, el ronquido intenso durante la noche es un signo importante de un desorden serio: Síndrome de Apena Obstructiva del Sueño (SAOS).

¿Qué es la Apnea Obstructiva del Sueño? Los músculos que ponen rígida y abren la garganta tienden a relajarse durante el sueño. Esta relajación lleva a una leve estrechez de la garganta que no causa un problema para la mayoría de las personas.

Sin embargo, en personas con AOS, esta estrechez de la vía de respiración es tan importante que la respiración se hace difícil, como si estuvieran respirando a través de un popote de papel mojado y aguado. El cerebro dormido percibe que la respiración es difícil e incrementa los esfuerzos para respirar, eventualmente este incremento en el esfuerzo despierta al cerebro, el cual envía señal a los músculos de la garganta para que se active y entonces se reabre la vía aérea.

Con la vía aérea otra vez abierta el esfuerzo para respirar disminuye y la persona se vuelve a dormir. Este ciclo de dormir, estrechez de la garganta, incremento del esfuerzo para respirar y después despertar tiende a repetirse a través de la noche, y puede alterar el sueño docenas a cientos de veces cada noche. La mayoría de estos despertares son tan pequeños que no se recuerdan la siguiente mañana. Un individuo con este patrón de respiración obstruida, breves despertares y síntomas durante el día se dice que tiene AOS.

¿Qué causa la Apnea Obstructiva del Sueño? Ya que los músculos de la garganta se relajan durante el sueño hasta cierto grado en todas las personas, muchos pacientes con AOS tienen factores adicionales que contribuyen al cierre de la garganta.

Esto incluye una mandíbula más pequeña de lo normal, lengua grande, crecimiento de amígdalas (anginas) o tejidos que bloquean parcialmente la entrada a las vías aéreas. La AOS frecuentemente ocurre en personas con sobrepeso ya que se sabe que el tejido graso alrededor el cuello afecta el tamaño o la forma de las vías aéreas. Muchas veces varias de estas condiciones están presentes en la misma persona.

Ya que el AOS es menos frecuente en las mujeres jóvenes, una diferente estructura de garganta o ciertas hormonas femeninas pueden tender a protegerlas de tener la enfermedad, sin embargo, años después especialmente y posteriormente  a la menopausia ésta diferencia de sexo se estrecha.

El alcohol, los medicamentos para dormir y los tranquilizantes que se toman por la noche también relajan éstos músculos, y pueden hacer que los pasajes aéreos estén más propensos a cerrarse. Algunas personas con AOS pueden tener un peor sueño cuando toman medicamentos para dormir, inclusive se pueden considerar hasta peligrosos para este tipo de pacientes. Si usted recibe un medicamento para dormir sería conveniente que le avisara a su médico si es que tiene síntomas de AOS.

Hay más de 1 tipo de cierre de garganta en la AOS.

El pasaje aéreo se puede cerrar tanto que no haya paso del aire y se le llama apnea, o puede haber una estrechez importante y pasar solamente un poco de aire y tener hipopnea. En algunos pacientes el estrechamiento es tan leve, que el cuerpo puede seguir respirando normalmente incrementando el esfuerzo, pero esto también puede ocasionar despertares repetidos, a esto se le conoce con síndrome de resistencia de la vía aérea. Se sabe que todos estos eventos llevan a la misma consecuencia: alteración del patrón del sueño. La mayoría de los que sufren esto tienen una combinación de las distintas respiraciones anormales. Además, el cierre de la vía aérea puede llevar como consecuencia a caída de la cantidad de oxígeno en sangre, lo cual ocasiona más síntomas.

Si Ud. tiene AOS, pudiera no obtener suficiente oxígeno durante el sueño y entonces no dormir profundamente. Puede estar con somnolencia que afecta su trabajo y/o actividades sociales, inclusive le puede llevar a accidentes de tránsito. La AOS le puede poner en alto riesgo a desarrollar hipertensión arterial, falla cardiaca, infarto o accidentes vasculares cerebrales.

Si Ud. ronca fuertemente durante las noches, debe ser atendido por un médico, el cual podrá sugerirle realizar estudios de sueño. Actualmente se pueden realizar estudios de sueño para analizar las alteraciones respiratorias durante el mismo desde la comodidad de su hogar. Los tratamientos adecuados, pueden prevenir o revertir las complicaciones potencialmente peligrosas de la AOS

¿Cuáles son los signos de alarma de la AOS?

Adultos

-         Ronquido exagerado que se escuche fuera de la recámara

-         Patrón de ronquido interrumpido por pausas, luego jadeo, lo cual es un dato de que se detiene la respiración y se reanuda. Algunas veces el paciente recuerda que se despierta con la sensación de falta de aire, pero la mayoría de las veces esto no sucede.

-         Quedarse dormido en los sitios incorrectos (trabajo, reuniones, manejando etc.)

-         Problemas de concentración, olvidadizo, irritable, ansioso o deprimido.

-         Dolores de cabeza en la mañana o nausea, aumento de la frecuencia de orina nocturna, disminución de interés sexual. En hombres se puede presentar impotencia y en las mujeres irregularidades menstruales.

Estos problemas usualmente aparecen lentamente y progresan a lo largo de varios años, de modo que es difícil que el paciente reconozca estos síntomas. Algunas veces el paciente piensa que los síntomas son por el proceso de envejecimiento y que no son serios.

Los miembros de la familia, los compañeros de trabajo pueden ser los primeros en reconocer el patrón de somnolencia excesiva y / o cambios de estado de ánimo y comportamiento.

¿Qué pasa si no recibe tratamiento para la AOS?

La queja más común de las personas con AOS es la somnolencia excesiva. La somnolencia se manifiesta más fácilmente cuando la persona está quieta ya sea física o mentalmente.

Puede no ser posible que permanezca despierta o concentrada mientras vea TV o esté leyendo, aún cuando estén interesados en el tema. El manejar un automóvil puede en ocasiones ser difícil debido a sueño importante, y las personas con AOS tienen más accidentes de carro debido a falta de atención o a dormitar. La falta de tratamiento puede tener otras consecuencias para la salud y el bienestar además de la somnolencia.

Consecuencias posibles de la AOS que no recibe tratamiento

  1. Hipertensión arterial
  2. Infartos cardiacos
  3. Insuficiencia cardiaca
  4. Apoplejía o accidente vascular cerebral
  5. Depresión
  6. Diabetes
  7. Disfunción eréctil
  8. Fibromialgia
  9. Sobrepeso / obesidad

La ciencia médica está aprendiendo que el tratamiento de la AOS puede reducir o eliminar estos riesgos. En muchos casos, el paciente siente los beneficios, como disminución de la somnolencia, mejora del estado de ánimo rápidamente después de iniciar el tratamiento.

¿Qué necesita saber de mí el médico?

Si Ud. busca ayuda para un problema del sueño, el médico le hará una historia clínica, además querrá hablar con su compañero de recámara o algunos otros miembros de su casa sobre su comportamiento durante el sueño o los cambios que ha tenido en su carácter.

Se le orientará a un centro de estudios de trastornos respiratorios del sueño, donde se le realizará un interrogatorio específico para este tipo de problema. Se le realizará un estudio de video endoscopía respiratoria alta, para evaluar sus vías respiratorias. Se le realizará también un estudio de imagen y un estudio llamado polisomnografía (PSG).

Este tratamiento puede ser ambulatorio, es decir en su propia casa, para de esa forma evaluar en su entorno los trastornos respiratorios del sueño.

Para realizar la PSG se le colocarán pequeños sensores en diferentes puntos de su cuerpo para registrar ciertas actividades: flujo respiratorio, ritmo cardiaco, cantidad de oxigeno en sangre, actividad eléctrica del corazón, movimientos del tórax y del abdomen; en algunas ocasiones se podrá realizar también registro de la actividad cerebral o de los movimientos de las extremidades. El flujo respiratorio permitirá determinar qué tanta dificultad hay para el paso del aire a los pulmones.

Una vez que se obtienen los resultados, se integran y se puede saber qué eventos se tienen, a qué hora ocurren y cuánto duran.

Una parte importante del estudio puede ser también, en casos seleccionados, el llamado ensayo terapéutico, en el cual durante 3 noches se le coloca un instrumento de presión positiva para ayudarle a respirar mejor durante el sueño. Este tipo de prueba ofrece también información sobre su comportamiento con éste tipo de instrumento y la posible reversión de alteraciones. La información es obtenida a través de instrumentos de medición precisos.

¿Qué puede ofrecerle el tratamiento?

Si Ud. es diagnosticado con AOS podrá beneficiarse de medidas generales y específicas.

MEDIDAS GENERALES

-         La pérdida de peso puede ayudar en el manejo de la AOS en el caso de que tenga sobrepeso. Aún pequeñas pérdidas de peso puede mejorar la función respiratoria durante el sueño.

-         Evite el alcohol en las 4 horas previas a ir a dormir. El  alcohol deprime la respiración, relaja los músculos de la garganta, dilata los vasos sanguíneos de la nariz,  y hace a la AOS más frecuente y severa.  El alcohol puede activar la AOS en roncadores comunes.

-         Evite los medicamentos para dormir. Los medicamentos para dormir también deprimen la respiración, relajan los músculos de la garganta  y agravan a la AOS. Excepciones deben ser hechas para personas que despiertan frecuentemente por episodios no debidos a AOS.

-         Tome todos los medicamentos con cuidado. Los medicamentos usados para dolores de cabeza, ansiedad y otros problemas comunes pueden afectar el sueño y la respiración.

-         Duerma de lado o boca abajo (cuidado si tienes alteraciones de columna). Mucha gente ronca solamente acostado boca arriba, así que puede colocar almohadas para “forzarlo” a dormir de lado o puede colocar una pelota de tenis en su espalda para evitar que duerma boca arriba.

-         Los medicamentos utilizados para disminuir la congestión nasal pueden ayudarle a disminuir el ronquido y a mejorar levemente la AOS. Algunos productos que aumentan la apertura nasal pueden también ayudar a disminuir las molestias, sin embargo lo ideal es que sea evaluado por un especialista en oídos, nariz y garganta (otorrinolaringólogo).

MEDIDAS ESPECÍFICAS

-         PRESION POSITIVA DE AIRE

  • En éste tratamiento altamente efectivo, una ligera máscara se usa sobre la nariz durante el sueño. Una bomba pequeña, silenciosa, se adapta la mascarilla a través de un tubo largo, de modo que el aire bajo presión entra a la garganta a través de la nariz. Este paso suave mantiene la garganta abierta y permite el sueño normal y la respiración. Del 60 al 70% de los pacientes que intentan usarla la encuentran confortable. Existen mascarillas que solamente cubren nariz, alguna nariz y boca, y existen unas almohadillas que son especiales para nariz. Además existen dispositivos con presiones tanto para inspirar (CPAP) o también cuando se espira (BiPAP).
    • MOLESTIAS COMUNES DEL TRATAMIENTO CON PRESIÓN POSITIVA
      • Congestión nasal
      • Sequedad nasal y de garganta
      • Escape del aire a través de la mascarilla
      • Ruido producido por la máquina
      • Ardor, sequedad y ojo rojo
      • Irritación de la piel por la máscara o por las cintas
      • Sensación de mucho aire a presión en garganta

-         DISPOSITIVOS ORALES

  • Algunos pacientes se benefician con los dispositivos que abren la vía respiratoria. Esto se logra moviendo la mandíbula hacia adelante, la lengua o levantando el paladar blando. Esto es para pacientes con AOS leve a moderada, ya que la severa no responde a éste tipo de dispositivos. Algunas veces estos dispositivos ocasionan mucha salivación, dolor de mandíbula, nausea, problemas de alineación dental, dolor de oído. La adaptación adecuada debe ser hecha por personal altamente calificado.

-         CIRUGIA

  • Los problemas físicos que interfieren en la respiración pueden ser corregidos con procedimientos quirúrgicos. Estos problemas incluyen alteraciones nasales (desviaciones del tabique nasal, alteraciones de los cornetes nasales, pólipos), alteraciones por adenoides y amígdalas, ciertas alteraciones de tamaño y posición de lengua, paladar blando, paladar duro.

Las operaciones nasales solas, no ayudan por completo a la AOS, pero si logran en un gran porcentaje mejorar el ronquido, aún así pueden formar parte de varios procedimientos para el control de la AOS, es decir hay procedimientos llamados de “multinivel” que permiten hacer varias cirugías para el control de AOS.

Los procedimientos en el paladar blando son los llamados úvulo-palato-faringoplastía (UPFP), que consisten en remover parte del tejido blando que existe en la garganta, y mejoran más del 50% de los pacientes.

Algunos pacientes reportan efectos secundarios de estos procedimientos como cambio de tono de voz, y el paso de líquidos de la garganta a la nariz cuando degluten. Los procedimientos con láser son menos efectivos y se han ido dejando de lado para estos padecimientos.

Existen otras técnicas menos agresivas que van a lograr que el tejido se “encoja”, lo cual le da rigidez, y esto se logra con energía a través de un sistema llamado radiofrecuencia. Hasta el momento se han visto eficaces para disminuir el ronquido, y parcialmente para la AOS.

Otros tipos de cirugía como son disminuir el tamaño de la base de la lengua, y el aumentar el espacio de la garganta con resecciones de huesos o avances de los mismos se han encontrado eficaces en ciertos tipos de padecimientos, y deben ser evaluados en forma individual.

Los pacientes con AOS que estén en situaciones que pongan en riesgo su vida, pueden requerir un procedimiento llamado traqueostomía, en el cual se hace una cirugía en el cuello, y se comunica a la tráquea con una cánula, para que pase el aire durante la noche. Durante el día se puede ocluir el tubo para que el paciente pueda comer y comunicarse.

-          OXIGENO

  • La utilización de oxígeno no es un tratamiento adecuado para la AOS, sin embargo en ciertas circunstancias, se puede añadir a la terapia de presión positiva, para corregir los niveles de oxígeno en ciertas enfermedades cardiacas o pulmonares.

-         MEDICAMENTOS

  • No hay medicamentos para evitar el cierre de la garganta en la AOS. Algunos pacientes que usan la presión positiva pueden beneficiarse con el uso de algunos estimulantes si es que aún permanecen somnolientos.

Roncar no es sano, es una enfermedad y alerta a un padecimiento mayor, el Sindorme de Apnea Obstructiva del Sueño, consulte con su médico especialista.